« ATRÁS
EN - DE - FR - ES

126

Acuario – El Señor del Ojo

17 de Octubre 2017, lápices y trabajo fotográfico

De acuerdo con las enseñanzas de la sabiduría oriental, toda la creación se exterioriza a través de un impulso proveniente del trasfondo de la existencia. Ha sido descrito como una luz que surge del “Ojo de Shiva”. Al final de una creación, todo es absorbido nuevamente en este ojo del Señor de la Voluntad divina, hasta que se produce la creación siguiente.

El pasaje del surgimiento y la fusión se llama el punto de Acuario. En el cuerpo humano, corresponde al ojo superior, el tercer ojo, en la parte superior de la frente. Cuando este “Ojo de Shiva” se abre en nosotros, es como un relámpago que expresa la voluntad divina pasando a través de todo el sistema. Este ojo puede crear y destruir, por lo tanto no se puede entregar el conocimiento acera de él a la humanidad actual, la cual está orientada egoístamente.

Para visualizar el primer impulso fusioné las imágenes de ondas sobre una superficie de agua, una galaxia y amaneceres. Transformé la foto de una estatua de Shiva (Wikimedia: Kachnar City, autor Diveshsc) sosteniendo un tridente, con un tambor y un mala, símbolos de la vibración del sonido y del éter. La serpiente que rodea su cuello representa a la energía de kundalini elevada a los planos creativos. Desde su tercer ojo, el impulso del fuego eléctrico penetra en todos los planos de existencia.


113

Acuario – El Cántaro de Acuario y el Danzarín Eterno

8 de Octubre 2016, lápices y trabajo fotográfico

Las enseñanzas de la Sabiduría describen al proceso de la manifestación como un túnel en donde de un lado está la creación y del otro lado hay un vacío aparente, el espacio potencial. Esto ha sido ilustrado con el símbolo del cántaro de Acuario. Éste tiene dos aberturas – de un lado se ve el derramamiento continuo de agua, pero del otro lado no ingresa agua.

Las olas del océano del espacio provienen de esa fuente en movimientos rítmicos parecidos a una danza. El Señor de este principio vibratorio de la creación es Shiva, como el Danzarín Eterno llamado Nataraja. Si su danza finalizara, la creación llegaría a su fin.

Para la imagen tomé la foto de una estatua de Shiva danzante de mi oficina, y creé un cántaro de Acuario que derrama chorros de agua. El cántaro resplandece en violeta y azul, los colores de Acuario. El arco de llamas que lo rodea representa a la esfera en la cual está ocurriendo la manifestación. Shiva está danzando en la corriente de agua, la cual despliega los colores del espectro. Está rodeado de formas serpentinas sobre un fondo estrellado, simbolizando las vibraciones del espacio. La pulsación rítmica del espacio está representada por su pequeño tambor en el lado izquierdo. El globo que está abajo en la parte posterior, representa a la Tierra recibiendo las energías de Acuario.


101

Acuario – El Pasaje de Acuario

12 de Octubre 2015, lápices y trabajo fotográfico

Las Escrituras orientales describen de una forma poética el nacimiento de la materia y el pasaje de su formación desde el espacio, como un río que fluye a través de todos los planos. La creación aparente proviene de la nada aparente y el puente entre estos estados se llama el Pasaje de Acuario: De un lado está la creación y del otro está un vacío aparente que en realidad lo es todo. El punto en que emerge la existencia se expresa como el azul profundo del espacio. Desde el azul profundo tienen lugar todas las demás manifestaciones. El azul no es más que el blanco puro profundo. Para el ojo espiritual, en el azul están todos los colores.

El punto del Pasaje acuariano en nosotros es el Ojo de Shiva, la Voluntad Divina. Este ojo está en la parte superior de la frente, y es muy superior a nuestro tercer ojo. A través de este centro pueden fluir las energías desde las esferas supra-cósmicas a todos los planos de la creación. Este pasaje se usa para absorber todo lo que existe o para dejar que se viertan nuevas energías para una nueva creación. Las Escrituras dicen: “Cuando Shiva abre su ojo, todo puede ser destruido.”

Para visualizar el Pasaje acuariano coloqué un área azul oscura en la parte superior, seguida de un área de un blanco brillante. Debajo de ella di forma al tercer ojo de Shiva y dos ojos cerrados- simbolizando la concentración interior- con la ayuda de la imagen de una estatua de Shiva de madera que trabajé con color amarillo dorado. Desde el tercer ojo se derrama luz blanca a la Tierra. Es recibida en la Montaña Blanca, el Mont Blanc. Tomé la fotografía de la montaña más alta de los Alpes durante un vuelo de regreso de España. En el fondo fusioné otra foto del cielo azul con una imagen de un torrente de las Cataratas de Iguazú, ubicadas entre Brasil y Argentina. Es emblemático de que las aguas del espacio contienen todos los potenciales de la creación.

89

Acuario – Apolo y la Canción de la Luz

16 de Octubre 2014, lápices y trabajo fotográfico

En un plano muy sutil, el color y el sonido convergen y se convierten en uno. Este plano se relaciona con Acuario y con una inteligencia musical supra-cósmica a quien los Vedas llaman Vena, el Gandharva. El Veda dice que él canta alegremente la “canción de la luz”. El Apolo griego no es otro que Vena; a través de su influencia los principios de la luz y el sonido de los planos superiores se expresan en escalas idénticas.

Meditando en esas correspondencias, surgió en mí una imagen de Apolo con un instrumento musical superpuesto sobre su rostro, y la luz que se derrama desde arriba.

Para la pintura elegí una foto en blanco y negro de una cabeza de Apolo y la convertí en amarillo claro. Encontré la imagen de un hermoso instrumento clásico, la “Viola d´Amore” (Viola del Amor). Se usa como el violín y tiene un sonido dulce y cálido. En la parte superior hay 6 o 7 cuerdas y el mismo número de “cuerdas simpáticas” debajo – un hermoso símbolo de los 6 pares de signos del zodíaco o de los 7 planos de la creación en las esferas manifiestas y en las sutiles. Coloqué el instrumento sobre el rostro de Apolo para que la parte superior con las clavijas y la cabeza fueran como una escalera hacia las esferas de luz. Hay una segunda viola que se funde con el rostro de Apolo y una parte de una tercera, casi invisible, rodeando la cabeza como una aureola.

Para el fondo, primero tomé una foto de Urano y la fusioné con otra de un cluster de estrellas de la constelación de Acuario. Aunque ya no se reconocen esos elementos, están allí, en el “trasfondo” de esta pintura. Y la luz que viene de arriba se ve como si se derramara del cántaro acuariano casi invisible.

78

Acuario – Agastya y Sirio

30 de Septiembre 2013, lápices y trabajo fotográfico

Las enseñanzas de la sabiduría hablan de Agastya o el Maestro Júpiter como el miembro más antiguo de la Jerarquía Espiritual. Desde tiempo inmemorial él ha sido un gran sabio sobre la Tierra y sus hechos han sido descritos en los Puranas. En el Sur de India se lo llama también Agathivar y es venerado como un Siddha que tiene su morada en las Nilagiris o Montañas Azules. Él está estrechamente conectado con las energías de Sirio y a nivel zodiacal preside el signo de Acuario.

La creación de este cuadro fue para mí una paradoja: reflexioné sobre él durante varias semanas. Estaba el impulso inicial para la imagen de Agastya, pero pensé que debía haber algo más – y no me llegó ningún pensamiento. Me sentí frustrado, pero finalmente seguí el impulso original de hacer el cuadro con una foto de una estatua de Agastya. Para el fondo tomé una foto de la montaña en las Nilagiris que se dice que es el sitio del ashram de Agastya. Luego integré una foto de Sirio. Utilizando la computadora y lápices, trabajé sobre los colores y detalles de la expresión. Cuando el cuadro estuvo listo me conmovió su luminosidad.

64

Acuario – Los Dioses Gemelos y el Derramamiento de las Energías Cósmicas

25 de Septiembre 2012, lápices, crayones y trabajo fotográfico

La pintura muestra el derramamiento de las energías cósmicas sobre nuestro planeta. En la parte superior se ven caballos alados, los Ashwins, los Dioses Gemelos védicos. En la parte inferior están dos sabios: Vasishta (a la derecha) y Agastya (a la izquierda). Ellos están guiando a las Jerarquías espirituales de nuestra Tierra. En el centro del triángulo superior está el cántaro de Acuario, desde donde se vierten incesantemente las aguas de la vida. En el centro del triángulo inferior hay una imagen de Urano, quien recibe las energías para nuestro sistema. Y abajo se ve un triángulo de montañas que rodean a un enorme loto en el cual son recibidas las energías. Se ven las Montañas Azules de los Nilagiris en el frente, el Monte Kailash en la parte de atrás derecha, y los “Himalayas suizos”, el Matterhorn, a la izquierda. Y si se observa con atención, en el centro de la lluvia se ve una figura dévica.

50

Acuario – La Madre con el Cántaro Acuariano

1 de Octubre 2011, lápices, crayones y trabajo fotográfico

Tradicionalmente Acuario se presenta como un hombre llevando un cántaro desde el cual se vierten las aguas de la vida. Para esta imagen elegí una figura femenina para el portador del agua. Dí con una imagen de una Madonna de Botticelli. Le agregué un cántaro acuariano en el lugar de Jesús y creé una lluvia de luz proveniente de un atardecer. También le integré rayos dorados y una imagen de la NASA de la Tierra. Finalmente creé una abertura en la parte de atrás del cántaro, como símbolo de la energía que se vuelca a la manifestación por un lado, pero que del otro lado parece que no hay nada que ingrese en él.

Ahora la Madre está bendiciendo a la Tierra con las energías acuarianas.

34

Acuario – La Flor Eterna del Sonido de la Vida

30 de Octubre 2010, lápices, crayones y trabajo fotográfico

Acuario es la manifestación del flujo eterno de la vida desde una fuente desconocida. Las aguas fluyen desde el cántaro acuariano, desde la aparente nada del otro lado. El dios sol Apolo, con su lira de siete cuerdas, ilustra las vibraciones musicales que producen la Creación. Aquí se ve a Apolo con su lira y la vasija acuariana. La vasija en sus manos se convierte en el sol desde donde las vibraciones musicales se difunden a través del espacio. Desde la vasija hay un continuo fluir de lotos, el principio del despliegue. Sobre uno de esos lotos se ve a CVV, el Maestro acuariano, flotando sobre la extensión de las aguas del espacio.