« ATRÁS
EN - DE - FR - ES

119

Leo – Hércules Conquistando al León Interior

20 de Abril 2017, lápices y trabajo fotográfico

La historia de Hércules es el viaje simbólico de la transformación interior y la iniciación. Hércules representa al aspirante que se convierte en discípulo y se reconoce como un alma. Más tarde, él continúa ascendiendo para reconocer al Alma Universal. Los trabajos de Hércules son un viaje a través del zodíaco y el quinto trabajo corresponde a Leo.

A Hércules se le pide que mate al león de Nemea. El león representa nuestra naturaleza inferior, la personalidad. Matar al león significa superar nuestro ego y reconocer nuestra identidad como almas. La cueva del león es el corazón. Entramos en ella y escuchamos el sonido de la respiración, que se compara con el rugido del león. Observando la pulsación, entramos lentamente en la pulsación sutil; esto se llama "entrar en la cueva dentro de la cueva". En un estado meditativo profundo, cuando cesa la respiración nos encontramos con el Yo Superior. Solamente existe el pensamiento original "YO SOY"; no hay otro pensamiento. Cuando ya no existe la identificación con la personalidad, se ha "matado al león”. Sin embargo, el Maestro le dice a Hércules que el león tiene que ser vencido una y otra vez, de lo contrario regresará

Para Hércules luchando en la cueva con el león, trabajé sobre una foto (Wikimedia: Sailko) de un broche del Renacimiento. En el fondo está el iniciado transformado, que se ha reconocido a sí mismo como una parte del Alma Universal. Para esto usé una foto (Wikimedia: Wouter Engler) de una estatua de bronce de Hércules de fines del siglo2, excavada en Pompeya (Museos Vaticanos). El color dorado de la estatua simboliza al cuerpo etérico del iniciado, donde la luz divina se refleja desde arriba.


107

Leo – El Sendero a la Super Alma

15 de Abril 2016, lápices y trabajo fotográfico

El alma es una imagen de Dios. Es una réplica de la super alma y se expresa a través de la mente, los sentidos y el cuerpo. Si queremos ponernos en contacto con la radiacion divina de la super alma, tenemos que dejar de relacionarnos con la forma externa y orientarnos hacia el interior. De esta manera se construye el hombre interno y podemos relacionarnos más con la super alma, la fuente de nuestra propia existencia.

Como símbolo de esta orientación hacia lo alto, utilicé una foto de un amigo que está sobre una duna de arena en el Tibet frente a un lago, con montañas detrás y un vasto cielo por encima. Para representar a los cinco elementos -tierra, agua, fuego, aire y espacio- que rodean a la personalidad, creé esferas de diferentes colores y la silueta del individuo que aspira con sus manos levantadas.

La luz se vierte a través de tres globos -la super alma, el alma y la personalidad- y es recibida dentro del individuo. Está anclada en la cabeza, el corazón y el centro de base. La luz desconecta al hombre del impacto de las esferas circundantes. Él se orienta hacia lo alto para permanecer en contacto con la fuente de origen de la Luz.


95

Leo - El Árbol del Universo y el Principio Cósmico de la Enseñanza

17 de Abril 2015, lápices y trabajo fotográfico

Leo está relacionado con el centro del corazón; es el corazón de la Jerarquía Espiritual. En el simbolismo védico, Leo se llama el perro, significando la estrella del Can, Sirio. Nuestra Jerarquía planetaria es una réplica de la gran Hermandad Blanca de Sirio, cuyo Señor es Dattatreya. Él es el principio de la enseñanza en el universo.

Los Puranas orientales comparan a los globos espaciales del universo con los frutos del baniano, y a los soles con las semillas del interior del fruto. Muchos árboles bordean los caminos hacia el jardín de Dios. Esto me recuerda el concepto astronómico de los grandes cúmulos de galaxias denominadas Laniakea (en Hawaiiano “cielo inconmensurable”) que son como ríos o ramas de grandes árboles.

En el fondo de la pintura puse un grupo de fotos del universo conocido y le superpuse la estructura de un árbol. Tomé una foto de la estatua de Dattatreya que está sobre mi altar de meditación, representado como un ser con un cuerpo y tres cabezas, simbolizando la divina trinidad surgiendo de la unidad. Él está representado siempre con una vaca, que simboliza el universo. En sus seis manos sostiene varios símbolos que representan las dimensiones cósmicas. En las ramas del árbol se pueden ver dos galaxias y en el centro una astro-nebulosa llamada también “el ojo de Dios”. Coloqué una imagen de Sirio en su centro.

En primer término se puede ver el símbolo del principio cósmico de la enseñanza, el triángulo dentro de un círculo y el punto central, que está colocado en el centro cardíaco de Dattatreya. El círculo está rodeado por 12 estrellas, representando los doce aspectos del zodíaco o de la luz única original, Aditi.

84

Leo – El Centro del Sol en el Corazón

9 de Abril 2014, lápices y trabajo fotográfico

De acuerdo con la astrología espiritual, el centro del corazón es la sede del alma y está gobernado por Leo. Leo es la expresión del YO SOY, el sol de nuestro ser. El león es el símbolo de la personalidad que va a ser transformada por el alma. El punto más alto de iluminación en nosotros es el centro de la cabeza, y a través de este centro el yogui establece contacto con el centro solar de nuestro planeta, Shamballa. En un plano aún superior existe una relación con la estrella polar.

La pintura tomó alguna preparación interna antes de comenzar el trabajo externo. Para comenzar, hice una impresión de una rueda de colores del espectro con 7 capas por tono de color. Fotografié un icosaedro cortado en cristal de roca y utilicé la forma de este sólido platónico de 20 triángulos, como una expresión de la materia redondeada, o el “cuerpo diamantino” de la materia espiritual que posee un iniciado. Para el meditador en el centro del cristal, elegí la imagen de la estatua de una diosa oriental en postura de bendición, que tomé hace unos años en la casa de unos amigos. Coloqué su rostro en el centro del triángulo que señala hacia arriba y coloqué la imagen de un león con su cabeza en el medio del triángulo que señala hacia abajo. Puse la rueda de color en el fondo, con su centro en el centro del corazón del meditador, simbolizando el espectro de la luz única que se manifiesta en los 7 niveles de la creación. El color de Leo es el oro, por eso el león irradia una tonalidad de luz dorada.

Detrás de la rueda de colores incluí una foto de la Dhaulagiri (que significa “Montaña Blanca”) de los Himalayas, como símbolo de la aspiración intensa hacia las más grandes alturas. En la frente del meditador coloqué el símbolo del Sol. Di forma al casco que excedía a la pirámide como una representación etérica de Shamballa, que el meditador contacta a través del centro de la cabeza. Encima de ello se ve una estrella que simboliza la estrella polar formando un triángulo con otras dos estrellas.

71

Leo – La Entrada

17 de Marzo 2013, lápices, crayones y trabajo fotográfico

En el simbolismo, Leo está conectado don el proceso de transformación en la cueva interna del corazón. Con la ayuda de la respiración entramos en la “cueva del león”, el Centro del Corazón, donde podemos encontrar al yo superior, cuando el yo inferior está bien ajustado. La Cueva simboliza también al ashram interno, del cual un ahram externo es la exteriorización. La imagen ilustra esta entrada en el ashram.

La pintura muestra un círculo de 12 estrellas, simbolizando los 12 signos del zodíaco. Una mujer está subiendo una escalera, entrando a través del círculo del “portal de estrellas”. El punto del centro está representado por una puerta que conduce al Sanctum Sanctorum, y de esta manera la entrada es un sendero desde la circunferencia al centro. En el umbral frente al centro, hay una figura blanca representando al Maestro en el Corazón, el Ser Divino. Sobre el centro se ve la figura de un ángel, el guardián del ashram y la conexión con las esferas cómicas. El ashram está representado como un gruta de cristal. Los cristales a los lados simbolizan la materia purificada transparente, que puede recibir la Luz. En la parte inferior izquierda fuera del círculo estrellado, se encuentra un grupo de personas esperando su turno para entrar.

58

Leo – Los Tres Planos del Sol

22 de Abril 2012, lápices, crayones y trabajo fotográfico

Como ya se ha explicado, el Sol, así como el ser humano, tiene una naturaleza triple, con un cuerpo, un alma y un aspeco espiritual. En la pintura he visualizado su unidad en un espacio sacro, lo que se insinúa con la ventana de una iglesiaque está en el fondo. La luz del centro (parte superior) con los pétalos que se expanden en el espacio, representan al sol espiritual. En el centro del cuadro está el corazón del sol, representado como una flor enorme con un corazón pulsante en su centro. Visualicé la esfera del sol físico como un león descansando en un loto y rodeado de un aura de luz. Es un símbolo del principio vital pulsante, que tiene su sede en nuestro corazón.

El cuadro con su flamígero amarillo dorado ilustra el poder de la energía del amor, que impregna las diversas esferas.

42

Leo – La Madre con el León

11 de Junio 2011, lápices, crayones y trabajo fotográfico

En la sabiduría oriental se dice que una de las formas de la Madre Divina es la forma de Saila Putri. Ella está considerada como una forma de Parvathi y se llama también la Hija de la Montaña, la personificación de los Himalayas. Se dice que ella existe aún hoy en día y que vive en la forma de una mujer de 18 años de edad, acompañada de un león blanco. De tiempo en tiempo, ella da su presencia a los iniciados de los Himalayas, a través del rugido del león que la acompaña.

Para este cuadro no quise utilizar una mujer de aspecto indio. Busqué una mujer con postura regia y encontré una figura de Elisabeth de Thuringia, reina de Hungría. Se dice que una vez que fue amenazada por su esposo, se produjo una transformación de pan en rosas, para protegerla.

Le puse una enorme rosa como símbolo del Corazón. En el fondo fusioné las imágenes de un amanecer sobre el Monte Everest y un panorama del Monte Kanchenjunga. Y el león blanco está echado en su cueva de fuego, que es el símbolo del Centro del Corazón.

26

Leo – La Madre sobre el León

27 de Junio 2010, lápices, crayones y trabajo fotográfico

Leo está regido por el Sol. Aquí se ve al glifo del Sol en el centro de la parte superior, derramando ríos de luz hacia abajo. La luna llena de Leo es el futuro festival de la Jerarquía, y muchos maestros de sabiduría han nacido en este signo. En el centro se ven los grandes Maestros Kuthumi, Maitreya y Morya.

Se dice que la gruta del corazón es la cueva del león, y se dice que la pulsación es su rugido. Se ve al glifo de Leo como la cueva del León. La Madre está sentada sobre el León, con Ganesha en sus brazos como una presentación simbólica de la energía majestuosa de Leo.