« ATRÁS
EN - DE - FR - ES

117

Géminis – Ardhanari, el Dios masculino-femenino

18 de Febrero 2017, lápices y trabajo fotográfico

Cuando la creación emerge desde el trasfondo de la existencia absoluta, se manifiesta como existencia con consciencia. Se la llama también Padre-Madre, la interacción del Dios masculino-femenino. Nosotros no decimos que es masculino y femenino porque es una unidad inseparable. Es el Ardhanari de los indios, el Adonai hebreo o el Hermafrodita griego. Ardhanari generalmente está representado con el lado derecho masculino, Shiva, y el lado izquierdo como su consorte Shakti, su energía.

En astrología, al Dios masculino -femenino se lo llama el principio soli-lunar, la luz. Está asociado con Géminis, donde la unidad se bifurca en dos. En nuestro cuerpo, el ojo izquierdo está asociado con la Madre, el principio lunar y con el nadi Ida, mientras que el Hijo es Sushumna y el centro Ajna o el tercer ojo.

Para el rostro de Ardhanari, fusioné las fotos de una estatua de Durga y de la cara central de una estatua de Dattatreya, simbolizando a Vishnu. En el tercer ojo, generé la aureola del sol radiante, en el lado izquierdo la luna creciente rodeada de un área azul oscuro. Transformé una imagen de Aldebarán, el “Ojo del Toro”, para que fuera el tercer ojo y Regulus, la estrella blanco-azulada de la constelación de Leo, está colocada en el centro de la corona.


105

Géminis – La Conciencia de Grupo. Fusión y Surgimiento

08 de Febrero, 2016, lápices y trabajo fotográfico

La meditación crea un campo de energía alrededor de nosotros. Cuando se hace en grupo es mucho más efectiva. Al pronunciar OM como grupo, éste construye un enorme embudo en el cielo y atrae las energías sublimes. Tiene que ser con una entonación prolongada y con intención. En silencio podemos recibir las energías que descienden desde arriba. De esta manera, la conciencia individual podría experimentar la conciencia grupal o incluso la conciencia universal.

Para describir este proceso, usé una foto de una convivencia grupal, la que fusioné con capas de azul. En primer plano creé un área de varias esferas de luz con la ayuda de fotos de lámparas de aceite, luces de la ciudad y llamas. Simboliza el proceso de fusión de las almas individuales en la conciencia grupal. Las unidades individuales ascienden a través de un embudo hasta un punto de luz, donde surgen rayos blancos y azules de luz radiante. Así, el grupo recibe el derramamiento de luz y es elevado.


94

Géminis – El Mensajero de la Luz

24 de Febrero 2015, lápices y trabajo fotográfico

Géminis está regido por Mercurio, el Hermes griego; él es el Señor de la Palabra. Géminis está relacionado con las cuerdas vocales y con Visuddhi, el chakra de la laringe. A través de las cuerdas vocales, el aire conecta el interior con el espacio exterior. La palabra es expresada a través de nuestra respiración por el mensajero, simbolizado por Mercurio. En la meditación, el centro de la garganta es también la entrada en el elemento del ÷espacio, denominado Akasha en oriente.

El portal de Géminis está simbolizado por las dos columnas del signo?, representando la polaridad de los aparentes opuestos o la naturaleza dual de la mente. El color de Géminis y del chakra de la garganta se ha descrito como una tonalidad de verde producida por el azul; éste tiene un gran efecto curador. Los cristales de sulfato de cobre dan una idea de este color.

En esta imagen, se ve a Mercurio de pie entre dos pilares azulados. Hay una afluencia de luz amarillo-verdosa desde arriba. Mercurio lleva un sombrero con dos alas, que están representadas como parcialmente concretas-parcialmente etéricas, símbolo del Mensajero de los Dioses o de la Luz; ésta irradia a través de sus ojos. Su cara es mitad azul claro- mitad amarillo dorado, representando la naturaleza dual de la mente y del plano búdico. Su centro laríngeo de color verde azulado, irradia hacia el espacio.

Creé ese color con la ayuda de una foto de cristales de sulfato de cobre. Y a Mercurio con la ayuda de un busto de yeso de Mercurio del artista francés François Rude.

82

Géminis – El Hijo del Sol y los Grandes Ciclos del Tiempo

9 de Febrero 2014, lápices y trabajo fotográfico

La sabiduría oriental describe al despliegue de la actividad de la creación en enormes ciclos de tiempo llamados Manvantaras. Ellos abarcan períodos muy anteriores a la creación de nuestra Tierra actual y entran en ciclos del tiempo de un futuro muy distante. Un Manvantara está regido por una inteligencia solar llamada Manú y el Manú que preside el ciclo actual se llama Vaivasvata. Vaivasvata es el hijo del Sol; él es la mente del Sol y se lo llama también la luz del alma. El Sol se llama el tejedor, Vivasvata; él teje el globo de luz a su alrededor. El significado mismo del Manú Vaivasvata es “el tejedor de la luz del alma”, del plan divino sobre la Tierra.

Esta pintura visualiza al Manú Vaivasvata emergiendo del Sol en el trasfondo. Detrás de su cabeza se ve el resplandor de la luz solar y su tocado tiene la forma del material solar mostrado en las imágenes del Telescopio de Imágenes Ultravioletas Extremas (EIT). Su rostro juvenil nos recuerda que es el hijo del Sol.

Los sabios describen a la creación surgiendo de un huevo de oro. Se ve la forma de huevo dorado en el fondo, y al Manú rodeado por una rueda de 14 figuras en forma de huevo conteniendo cada una los colores del arcoíris, representando los 14 Manvantaras y los 7 planos de cada creación. Todo está contenido en un enorme loto, el símbolo del despliegue. Vaivasvata está en medio del loto, y dentro del Sol se ve una octava superior del loto del cual emergen los Manvantaras.

La creación de este cuadro fue una extraña experiencia. Parecía que no quería salir. Y mientras trabajaba en él no estaba satisfecho con la manera en que se desarrollaba, y en varias ocasiones quise destruirlo. Finalmente, me di cuenta de que mis conceptos respecto a cómo debía verse el cuadro, estaban bloqueando su aparición.

69

Géminis: La Pulsación – La Canción del Cisne

10 de Febrero 2013, lápices, crayones y trabajo fotográfico

La pulsación es un principio fundamental en la creación, al cual quise expresar con este cuadro. Ante los ojos de mi mente vi a un enorme cisne blanco con las alas extendidas. Hamsa es la palabra sánscrita para cisne, y es el símbolo del movimiento centrípeto y centrífugo. En el centro de su corazón se ve una flor abierta que es blanca adentro, es el centro pulsante. La bailarina sentada en la playa simboliza el momento de la contracción, la que vuela en lo alto simboliza el climax de la expansión. Fusioné las fotos de diversas olas para visualizar el movimiento pulsante de la marea (detrás del cisne). Usé colores muy claros, al borde de lo reproducible, para dar expresión a la delicadeza de la pulsación.

55

Géminis – Saraswathi y Mercurio

17 de marzo 2012, lápices, crayones y trabajo fotográfico

El signo de Géminis está regido por Mercurio, quien en oriente está representado por Saraswathi, la diosa de la sabiduría. Para Mercurio usé la foto de una estatua de bronce del siglo 19. Y para Saraswathi encontréuna ilustración de la diosa volando sobre su vehículo, el cisne. Ella sostiene una flor de loto en su boca, símbolo de los mensajes de la Palabra divina comunicados a Mercurio.

Mercurio sostiene un báculo rodeado de serpientes. Es una representación de la columna vertebral con las alas en el centro Ajna y la glándula pineal, el lugar de la conciencia superior. En su otra mano ella tiene un bolso lleno de monedas de oro, que es el oro de los mercaderes, y lleva la gorra alada del veloz mensajero. El teclado del fondo es un símbolo que expresa que toda la creación está hecha con las letras de la Palabra divina. Y detrás del teclado se ve una fotografía de la NASA de la superficie del planeta Mercurio.

39

Géminis – La Unión más allá de la Dualidad

16 de Abril 2011, lápices, crayones y trabajofotográfico

De acuerdo con la antigua tradición de la India, Géminis representa al par de complementarios: la subjetividad y la objetividad. La subjetividad se llama el Señor y la objetividad se llama el poder del Señor en relación a su Señora. Géminis es venerado como el templo del Señor, en cuya entrada hay dos columnas. El cuadro muesta en tres planos, entre las columnas y encima de ellas, a Krishna el Señor y a Radha como símbolo de la dualidad y la unión.

En el plano físico ellos están rodeados por un aura de luz. En el plano solar se los ve en una red de energías que conectan a los planetas. Y en el plano cósmico ello son uno con las estrellas lejanas.

24

Géminis – Distribución

15 de Mayo 2010, lápices, crayones y trabajo fotográfico

Esta pintura muestra la recepción de la luz proveniente de las esferas superiores, la cual está entrando a la Tierra y está siendo distribuida por el Cristo, la encarnación del Amor y la Sabiduría. La luz entra desde una llama en la parte superior del cuadro, a través del portal del glifo de Géminis, donde resplandece la sílaba sagrada OM. Luego sigue descendiendo como un semi-globo y se divide en 7 corrientes que se distribuyen sobre una ciudad. Para esto utilicé una foto del contorno de Berlín visto desde la parte superior del edificio del German Bundestag (Parlamento alemán). La parte de la autopista fue tomada desde una curva en una autopista al este de Berna.

En la parte superior se ven los símbolos de Mercurio y de la Tierra, que en las Enseñanzas de la Sabiduría están conectados con la energía de Géminis.